SICILIA INGLESA. Una metáfora del constitucionalismo mediterráneo